Salir de la peluquería con el pelo bien brillante y suave es todo un lujo. Puede parecer difícil de conseguir ese aspecto en casa, pero Evidentemente, la genética tiene mucho que ver en el brillo del pelo. Es más normal que un pelo liso refleje la luz antes que una melena llena de rizos. El clima también influye mucho. Pero no te preocupes, puedes aplicar algunos trucos muy sencillos para aportar brillo al pelo. ¡Ahí van!

7 TRUCOS PARA APORTAR BRILLO AL PELO

1. Espaciar los lavados

Lavar el pelo cada día puede ser contraproducente. Aplicar champú demasiado a menudo retira los aceites naturales que lo mantienen sano y brillante. Así que conviene espaciar los lavados, unos 3 o 4 a la semana. Si crees que tu pelo se engrasa mucho y pierde el buen aspecto, puedes probar a aplicar champú en seco entre lavados.

2. Enjuagar con un chorro de agua fría al final del lavado

Un truco muy sencillo para aportar brillo al pelo es enjuagarlo con agua fría al final del lavado durante unos segundos. Ese mal rato en la ducha ayuda a cerrar la cutícula, evitar el encrespamiento y aumentar el brillo.

3. Aclarar el pelo con vinagre de sidra de manzana

Después de lavar el pelo, mezcla vinagre de sidra de manzana y agua a partes iguales. Aplícalo desde las raíces hasta las puntas, déjalo actuar unos 5-10 minutos y aclara. Este vinagre ayuda a alisar la cutícula, además de tener propiedades antibacterianas que también ayudan a combatir la caspa. Además de aportar brillo al pelo, ayuda a definir los rizos.

4. Aplicar aceite de argán en spray para aportar brillo al pelo

Otro remedio casero para aumentar el brillo de tu melena es crear un spray con aceite de argán. Es infinitamente más nutritivo para el pelo que los productos de acabado como lacas. Estos suelen contener alcohol, sulfatos y parabenos, sustancias perjudiciales que acaban pasando factura y dejando un pelo apagado con el paso del tiempo. Aplicando un poco de aceite de argán en las puntas no solo potenciarás el brillo, sino que estarás cuidando el pelo.

5. Dormir con una funda de almohada de raso o seda

Puede parecer irrelevante, pero pasamos muchas horas durmiendo con el pelo sobre la almohada. El raso y la seda son telas más suaves que el algodón. Así que ayudan a que los folículos no se dañen y el pelo quede menos encrespado. ¿El resultado? ¡Más brillo!

6. Aplicar una mascarilla nocturna una vez a la semana

Tener el pelo bien hidratado es clave para que brille. Por eso es muy recomendable aplicar una mascarilla antes de ir a dormir, envolver el pelo con un gorro y dejarla actuar durante toda la noche. Hay muchísimos productos para nutrir la melena, puedes consultar cuál es el más útil para tu tipo de pelo en tu peluquería. Pero no es necesario comprar una mascarilla profesional. El aceite de coco es un gran aliado para hidratar el pelo. Asegúrate de lavarlo bien la mañana siguiente para quitar todos los restos. ¡Alucinarás con el resultado!

7. Usar un cepillo con cerdas naturales

Cepillar el pelo frecuentemente es fundamental para su buen aspecto. Al cepillar la melena distribuyes los aceites por medios y puntas, evitando que se queden en las raíces dando la impresión de un pelo sucio. Estos aceites ayudan a la hidratación y brillo natural. Lo mejor para el cepillado es usar un cepillo con cerdas de un material natural, como por ejemplo madera o púas de jabalí. Los cepillos con cerdas de plástico hacen que los mechones se rompan con más facilidad.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: