Un cuero cabelludo seco, escamado y con caspa es una de las peores cosas que le pueden pasar a tu melena. Te contamos las causas principales y, lo que es más importante, varias soluciones que puedes poner en práctica en casa para remediar el problema.

¿Qué causa la caspa?

La caspa es una afección muy común, pero hay muchas causas distintas que la pueden causar. ¡Aquí van todas ellas!

Cuero cabelludo seco

La causa más frecuente para tener caspa es tener el cuero cabelludo demasiado seco. Esto ocurre sobre todo en invierno, cuando a la piel de todo el cuerpo le tiende a faltar hidratación. Este problema tiene fácil solución: mantener el buen estado con mascarillas. A continuación te damos alguna idea de mascarilla casera ultrahidratante.

Cuero cabelludo excesivamente graso

Si sufres de dermatitis seborreica es posible que afecte a tu cuero cabelludo, irritándolo y haciendo que la piel se escame. En este caso, lo mejor es usar champús adecuados a esta dolencia. Puedes consultarlo con tu farmacéutico.

Infecciones bacterianas

Es posible que tengas escamas en el cuero cabelludo por algún tipo de infección bacteriana, eczema o psoriasis, por ejemplo. Si intentas tratar la caspa en casa y no consigues acabar con ella, es posible que padezcas de alguno de estos problemas y te recomendamos consultarlo con un médico.

No cepillar el pelo frecuentemente

Se recomienda cepillar el pelo una vez al día. Además de ser un momento relajante, ayuda a distribuir los aceites naturales que produce el cuero cabelludo por toda la melena. No hacerlo puede hacer que la grasa se quede estancada, aumentando las posibilidades de tener caspa.

3 remedios caseros para la caspa

Ahora que ya sabes el origen del problema, ¡la cuestión es arreglarlo! Enseguida te contamos 3 remedios caseros para acabar con la caspa. En cualquier caso, si es un problema recurrente para ti lo mejor es que lo consultes en tu peluquería o acudas al dermatólogo.

1. Aceite esencial de árbol de té

Uno de los aceites esenciales más usados en el mundo de la belleza es el de árbol de té. Se hace con las hojas de un árbol australiano conocido como melaleuca. Tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, perfectas para aliviar el picor del cuero cabelludo seco. Solo tienes que mezclar 3 o 4 gotas con aceite de oliva y masajear suavemente por la cabeza. Déjalo actuar unos minutos y aclara con agua. Ten en cuenta que el aceite de árbol de té tiene un olor algo fuerte, así que es mejor evitar este tratamiento justo antes de salir de casa.

2. Bicarbonato

Suena mucho menos glamuroso que el aceite esencial, pero lo cierto es que el bicarbonato es un excelente aliado para luchar contra la caspa. Si haces una pasta mezclando bicarbonato con agua y la aplicas sobre el cuero cabelludo, te ayudará a absorber el exceso de aceite. Además, es un antiséptico natural que ayuda a balancear el pH del cuero cabelludo.

3. Mascarilla hidratante de plátano y aguacate

Tanto el plátano como el aguacate son dos frutas muy hidratantes. Por lo tanto, si tienes escamas por la sequedad, esta mascarillas natural te puede ser de gran ayuda. Basta con mezclar un aguacate y dos plátanos, aplicar la mezcla sobre todo el pelo y esperar durante una media hora para que haga efecto. Tendrás una melena mucho más suave y libre de picores.

WhatsApp chat