Las alfombras anti fatiga: La solución a los problemas

¿Quién no ha sufrido de dolores de espalda, lumbares y piernas tras una larga y exhaustiva jornada de trabajo? Todos conocemos la sensación de pesadez o calambres en las extremidades inferiores, esa molestia poco localizada en las piernas y el hormigueo aunque sea poco intenso.

Estos son algunos de los síntomas más frecuentes cuando el cuerpo humano está de pie demasiadas horas, en nuestro caso debido al trabajo. Hoy os traemos la solución para minimizar estos síntomas y explicaros las características para trabajar de la forma más cómoda y saludable para nuestro cuerpo:

Las alfombras anti fatiga ofrecen todo lo que las personas que pasan la mayoría de su tiempo laboral de pie necesitan. Gracias a su diseño, estas alfombras pueden mejorar significativamente la productividad y la satisfacción de los empleados. Además de reducir el absentismo laboral y prevenir enfermedades crónicas derivadas de estar largos periodos de pie.

Están pensadas y diseñadas para que el cuerpo se balancee de forma natural e imperceptible. Este balanceo fomenta un leve movimiento de los músculos de las piernas y las pantorrillas que facilita el flujo sanguíneo y evita que la sangre se estanque en las venas.

En caso de no disponer de una alfombra anti fatiga, permanecer de pie sobre superficies duras durante largos periodos de tiempo puede provocar a largo plazo un aplanamiento excesivo de los pies y derivarlo en distintas patologías de diversa consideración.

Cómo ya hemos señalado antes y, cómo también señaló el Sr. Kendrick, el efecto acolchado de una alfombra anti fatiga proporciona micro-movimientos en los pies, minimizando el estancamiento de la sangre en las piernas. Además, las alfombras pueden proporcionar alivio en condiciones de frío y humedad.

Por otra parte, si hay un exceso de acolchado, éste puede tener un efecto negativo. Si la superficie es demasiado blanda puede causar una fatiga excesiva ya que los músculos trabajarían en exceso.

Otra causa que aumenta la fatiga es la distribución del peso y el equilibrio del cuerpo. Las alfombras ayudan a eliminar los puntos de presión desde el suelo mediante la difusión de peso de manera uniforme.

Tras varias investigaciones realizadas por distintos doctores en las que hicieron observaciones sobre la diferencia entre trabajar de pie en suelos blandos o en suelos duros, ambos estudios llegaron a la conclusión de que las alfombras afectan significativamente al confort y la fatiga en distintas partes del cuerpo.

Mejorad vuestro día a día, vuestra salud y a la vez trabajad con la máxima comodidad. Con las alfombras anti fatiga trabajar de pie y aguantar las largas y estresantes jornadas de trabajo será más fácil.

¡Esperamos que os haya servido de ayuda! ¡Nos leemos a la próxima!

WhatsApp chat