Secarse el pelo es una parte muy importante de la rutina de cuidado capilar. De hecho, secar el pelo de forma errónea puede ser una de las principales causas de la rotura o encrespamiento. Allá van 5 errores que quizá estás cometiendo a la hora de secar tu melena y, por supuesto, te contamos cómo arreglarlos para tener un pelo más sano y bonito.

5 ERRORES AL SECAR EL PELO Y CÓMO SOLUCIONARLOS

1. Usar una toalla de baño normal

Las toallas que usamos para secar el cuerpo no sirven para secar el pelo. La textura de una toalla de algodón causa encrespamiento. Los mechones de pelo pueden quedar dañados al frotarse contra los hilos gruesos de una toalla de baño.

Las toallas de microfibra tienen hilos más finos que las toallas convencionales. Así que el cabello desliza más fácilmente sin riesgo de quedar atrapado en las fibras de la toalla y dañarse. Además, las toallas de microfibra absorben más cantidad de agua, así que el secado aún será más rápido.

2. Frotar el pelo con la toalla al salir de la ducha

Lo más común al salir de la ducha es frotar el pelo con la toalla entre las palmas de las manos. Este movimiento resulta muy agresivo para los mechones húmedos, que sufren daños y tienden a romperse con facilidad. Hay que apretar suavemente la toalla contra el pelo de abajo hacia arriba, sin frotarla, para que vaya absorbiendo el agua sin causar daños.

3. Dejar la toalla envuelta en la cabeza mucho rato

Quizá no frotas el pelo contra la toalla, sino que optas por envolver tu melena con una toalla en forma de turbante. Dejarla durante unos minutos mientras hidratas la piel, por ejemplo, está bien. Pero si pasas mucho rato con el «turbante» puesto, el pelo se estará resintiendo. No es bueno estirar el pelo húmedo hacia arriba (ya sea con una toalla o recogiéndolo). Los mechones se debilitan con la tensión. Así que si quieres secar el pelo mientras haces otras cosas, lo mejor es peinarlo y dejarlo suelto.

4. No usar productos de protección del calor

Una vez se ha quitado la mayor parte del agua con una toalla, la mayoría de gente acude al secador para secar rápidamente la melena. Es inevitable si no tienes tiempo, pero si no puedes prescindir del secador asegúrate de usar un producto protector del calor. Al crear una película entre el pelo y el aire caliente el pelo se resiente menos y no se seca tanto, manteniéndose fuerte y con brillo.

Lo mejor que puedes hacer por tu melena es dejarla secar al aire siempre que sea posible. Si tu pelo es indomable y al secarse al aire queda sin forma y encrespado, ¡tenemos una solución muy sencilla! Cuando esté un poco húmedo (no mojado) hazte dos trenzas. Cuando pasen las horas y se haya secado por completo tendrás unas ondas perfectas sin necesidad de herramientas con calor 😉

5. Pasar la plancha con el pelo húmedo

Lo dejamos para el final, pero usar herramientas de calor como planchas o rizadores si el pelo no está totalmente seco es casi un crimen. Al someter a los mechones húmedos a altas temperaturas quedan literalmente fritos. El pelo será mucho más propenso a tener puntas abiertas, romperse y tener un aspecto apagado. Si quieres moldear el pelo con planchas, debes asegurarte que está completamente seco. Cuando aún está un poco húmedo, puedes moldearlo con el secador y un cepillo redondo.

WhatsApp chat